Hosting Gratis Unlugar.com
Hosting - Registro .Com - Hosting Gratis - Barrio Privado - Mail List - Clasificados Gratis
Promo Hosting Unlugar.com
 

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

 
 
 

 
 
Recomiendanos: Envía esta página a un amigo
Indica su e-mail:


 
 
 
 

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

     
 
 

Entrevista a Bobby Hall

Traducción: Diego Palomino
Fuente: “Book of Interviews”

Famosos perros del pasado. Guerreros legendarios, vivieron y murieron, pero todavía viven en el recuerdo de miles. ¿Quien no ha escuchado antes del “Gran y dañino negro Bullyson”? ¿Un mito? Quizás. Pero si existe alguien que pueda contarme la historia desde adentro de este renombrado perro, es nada más y nada menos que el señor Bobby Hall de Houston, Texas. Esta es la historia de un hombre y su perro. Bobby Hall y Bullyson. Una pareja que hizo estremecer al mundo.

Cuando el aeroplano aterrizó en Houston, Texas todavía estaba oscura, pero el aire caliente y húmedo se hacía presente. Después de un viaje rápido al Hilton, seguido de unos tragos en el bar del hotel, fuimos a mi habitación y nos recostamos, intentando relajarnos y pensar en las preguntas que le haríamos a Bobby Hall al día siguiente.

Había pasado los últimos días leyendo su libro “Bobby Hall y los hijos de Bullyson”, ahora mi mente estaba a la deriva, entrando en “hace mucho tiempo”, cuando todos los grandes señores perreros se encontraban para determinar que perro se adjudicaría el titulo de ser el mejor, probado bajo fuego de Campeón.

Estaba solo a unas horas de encontrarme con el Sr. Bobby Hall, estaba a punto de encontrarme con uno de los más reconocidos perreros de los últimos tiempos, y con ese último pensamiento en mente, me fui a dormir. La mañana siguiente fue como otras, soleada, húmeda, y con mucho por adelante. En el desayuno comencé a prepararme para el encuentro con el Sr. Hall. Unos minutos después volví a mi habitación, y perdí la concentración al sonar el teléfono, la voz del otro lado era suave, amistosa, me preguntaba si estaba listo para mi desayuno continental complementario, “Que estas haciendo chico”, esto me dijo que era el Sr. Bobby Hall.

Resultó ser que aterricé en el aeropuerto equivocado en Houston, pero él insistió en recogerme en el motel. Llegó en no más de 45 minutos. Cuando abrí la puerta, fui inmediatamente impactado por su gran sonrisa, sombrero tejano, y unos ojos que me miraban directa y claramente como intentado analizar mis pensamientos. Con el venía un joven llamado Rudy Flinkevleugel, lo visitaba desde Holanda, Bobby, quien paso un tiempo en el que le costaba pronunciar su nombre, lo llamaba “FinkleWinkle”. Al legar a la casa, nos abrió la puerta una mujer alta, atractiva, de ojos color café, que resultó ser su esposa, Jeannette. Pasamos el día hablando de perros, un par de tragos y bastante buena comida.
Su casa estaba rodeada por perros que estaban encadenados, adentro había varios trofeos, fotos, y otros recuerdos de Campeones del ayer y otros perros bien conocidos de antes, cuando el pelear perros todavía no era ilegal, y un deporte bastante popular. EL porche trasero también estaba repleto de fotos, de pared a pared, de famosos Bulldogs y de gente como Danny Burton, Norman Hooten, y muchos otros de todo el mundo. La noche se completo con el intercambio de historias y muchos tragos de champagne. Era obvio que este hombre tenía más que una historia interesante con él, y que tenía una buena entrevista en manos. Al hablar con él era como si estuviera leyendo su libro, interesante, instructivo, y por sobre todo, entretenido. Se rompió el hielo. El escenario estaba listo.

A la siguiente mañana nos sentamos en el porche trasero, con una copa del buen café de Jeannette, y comenzó a rodar la cinta. Excepto por los sonidos del sueño de Ms. Boobs, una hembra atigrada y la hembra productora preferida de Bobby, el silencio era pasmoso, cuando tiré mi primera pregunta: “Sr. Hall, ¿Que es en su opinión, un buen Bulldog?” Sin mirarme respondió en su típica forma suave; “Bueno, primero de todo tiene que ser “game”. Segundo tiene que tener una mordida equivalente al golpe de knock-out de Tyson. Un perro que pueda terminarlo en 20 minutos, porque allí hay unos pocos de este tipo, y también pienso que debe ser un perro que sofoque. Prefiero uno de este tipo sobre cualquier otro.” No estaba esperando este tipo de respuesta, así que disparé mi segunda de la lista, le pregunté ¿cuál era su definición para una palabra tan utilizada en el ambiente, Gameness, y por que le gustan los perros asfixiantes?. Otra vez el no se excito, y rápidamente contestó: “un perro Game es uno que chilla por cruzar el scratch, cae, tambalea, se levanta y finalmente alcanza a su oponente otra vez, a pesar de estar sobre-calentado,” lentamente puso sus brazos en la mesa y continuó, “Si tienes un perro asfixiante, es como pelear con alguien y tu tiras tu guardia y el comienza a correr alrededor y te pega en la espalda, no estas acostumbrado a esto, es embarazoso. En otras palabras, el no va directamente hacía ti, como uno espera, es un estilo particular y confuso para muchos perros, y puedes tomar a la contienda desde un comienzo, y esta termina antes de comenzar. ” En ese momento sentía que iba en alguna dirección, así que continué la pregunta; “¿Puede darme un ejemplo de un perro Game?” “Si, seguro que puedo”, respondió. “El perro que perdió con Bullyson, uno que tenía Bert Clouse, ese fue el mejor ejemplo de cómo luce un Game dog, el perdió la pelea, pero la tribuna le dio una terrible ovación. Esto pasó hace unos 20 años, pero es raro ver a un perro como ese”.

Justo cuando estaba por pronunciar mi próxima pregunta, llegó Jeanette desde adentro de la casa, trayendo un teléfono portátil. Era el Sr. Teddy Bear desde Tokio, mientras el hablaba a su lejano amigo, rebobiné el cassette para ver si se estaba grabando bien. Afortunadamente estaba todo bien. Mientras Bobby seguía en el teléfono, revisé mi lista de preguntas que había preparado la mañana anterior, y decide preguntarle la siguiente que trataba sobre el perro con la cola cortada, llamado "Ben", que se hizo famosos en Taiwán, y sobre su famosa perra "Princesa", quien, de acuerdo a algunos rumores, ahora era propiedad de un señor de México.

Cuando Bobby despidió a su amigo y retomó su asiento con una taza de café, el tenía una sonrisa en su cara, después de confrontarlo con la próxima pregunta, el prosiguió con el tema que estaba tratando antes de atender a su amigo, “Un verdadero Game Dog es muy raro". Para mi un pedigree no es tan importante como la calidad individual de un perro, tomó a cada perro, pero cuando comienzas a cruzar de tanto en tanto, obtendrás uno de chiripa, un superperro, y esto lleva tiempo para encontrarlo, también dinero, así que puedes entender cuan duro es para el criador, y cuan importante es el criar solamente con los perros más game. "Princesa" salió de Ms. Boobs, hija de mi viejo perro Robert. Ella es una perra Bullyson en toda la palabra, pienso que ella es mi mejor hembra de todos los tiempos, esta junto a mi perra Foots, quien le ganó a la altamente considerada perra "Colorado". Princess ahora esta en manos de un señor llamado Arnold, es de Monterrey, México, pero viene para aquí bastante a menudo. La historia de Ben es distinta. Se lo compré a un hombre llamado Biscuit, lo entrené seis meses antes de vendérselo al Sr. Chain Cao; un muy buen hombre de Taiwán. Su nuevo dueño lo enfrentó contra Gr Ch Mikel y ganó la contienda. Pienso que este perro estaba en una excelentísima condición, considerando el calibre de su oponente. Ellos cometieron el error de volverlo a enfrentar muy pronto, solo tres meses después de su última pelea, lo cuál fue muy pronto. A pesar de esto, el ganó el combate, no estaba en la forma en la que debería haber estado. “En este punto ya estábamos metidos en la entrevista, y creía que era un buen momento para meter los temas más serios. Imaginé que los próximos minutos marcarían la diferencia entre una charla amistosa, y una entrevista interesante. Espere por unos segundos antes de tirar mi próxima pregunta. “Sr. Hall, el perro Bullyson es considerado por muchos como uno de los mejores de todos los tiempos, y usted escribió un libro llamado “Bullyson y sus hijos”. ¿Por qué no escribió sobre el encuentro entre Bullyson y Benny Bob en su libro, teniendo en cuenta que esta fue bastante controversial?” Respondió; “En el momento en que estaba escribiendo el libro, tuve que detenerme en algún lugar, porque había pasado 3 años en él, y no había podido cubrir todas las cosas. Mi nuevo libro que saldrá en algún momento de 1989, y retomará donde deje el otro. El próximo libro se llamará “Los hijos de Bullysons”. Hay un montón de controversia sobre Bullyson, muchas cosas se han dicho, y muchas de estas son verdaderas, y un montón de ellas son solo chismes, pero la verdad completa la cuento en mi próximo libro; “Golpe x golpe”. Hay un montón de cosas excitantes para charlar, hablo sobre cada hijo de él, por supuesto tomó un montón de tiempo de investigación y reunir todos los hechos correctos, esa es la clase de libro que intento completar”.

La respuesta fue sincera, pero Bobby estaba evitando la esencia de la pregunta. No estaba del todo satisfecho, así que decidí intentar hacerla un poco más directa.


Bullyson Vs Benny Bob -1972-

“De acuerdo a varias personas que atestiguaron la pelea entre Bullyson y Benny Bob, Maurice Carver, quien manejó a Bullyson, lo levantó a la cuenta de seis, porque no podía rayar. También, varios años atrás, Don Mayfield, como así también Bobby Smith, enviaron artículos a varias revistas, aduciendo de que Maurice no pudo poner a Bullyson para rayar, y que le preguntaron a Floyd Boudreaux si lo podía tomar para que cruzará el pit, no dio resultado. ¿Qué tienes para decir sobre esto?” Bobby, que estaba sentado a mi derecha, giro suavemente su cabeza, me miró, y lentamente respondió: “Bueno, eso es verdad, pero solo hay una forma de retirarse, yo lo veo así…, la pelea estaba lista, alguien tenía que ganar, alguien tenía que perder, pero lo que no logro captar es por qué el perrero no se puede figurar a sí mismos. Solo el sentido común te lo dirá...; Bullyson era un perro de 22.22 Kg., en ese peso lo compré, el no era un perro de 23.6 Kg. Benny Bob podía fácilmente pelear en los 24/24.5 Kg., así que hasta el mismísimo Ray Charles podía ver como iba a terminar eso. Cuando tienes a dos perros que son parejos, no puedes ceder esa diferencia de peso. Debo decir que Bullyson era un animal dead game...” Interrumpí el análisis de Bobby, “¿Incluso al no haber completado la raya?” “Si”, dijo. “El definitivamente había entrado en shock, no hay duda. No tienes idea de la clase de perro que era Benny Bob, y lo que podía morder. Deberías de haber estado allí para ver que clase de perro era.”

Estaba escuchando su respuesta muy atento, y estaba fascinado en como la manejo muy fácilmente. Después de leer su libro, esa era una pregunta que rondaba en mi cabeza. Casi como si Ms. Boobs hubiera percatado mi excitación, comenzó a ladrar, produciendo un sonido bajo y profundo. Jeanette salió de la casa y se sentó junto a nosotros escuchando el resto de la entrevista.

“¿Sabes que le ocurrió a Benny Bob después de su pelea contra Bullyson?” “Si, sé”, contestó Bobby, “Volvió a la yarda de Willie Brown, y más tarde fue a California y fue enfrentado a "Greenwood’s Jimmie Boots". Esta fue la batalla más agresiva y la mejor que he visto. Era de ese tipo que cuando apenas la ves sabes que no durará 5 minutos más. Era como si dos hombres se estuvieran castigando con dos pica hielos, y sabes que uno de los dos va a parar, pero pasan otros 5 minutos, y sabes que es imposible que puedan continuar por otros 5 minutos. Toda la pelea fue así... sabes que va a terminar porque no puede haber dos perros que aguanten tan terrible castigo.

Nunca estuve jamás en un combate de esta clase. Rick Halliburton y Willie Brown entrenaron a Benny Bob, y Ralph Greenwood hizo lo propio con Jimmy Boots, pienso que ambos perros estaban en excelente condición. Te hubiera apostado que esta pelea no duraba más de 20 minutos, así de excitante era, pero duró casi dos horas, siendo Jimmy Boots el ganador.”

“¿Entrenó a Bullyson para enfrentar a Benny Bob?”, esa fue mi próxima pregunta. “No, Maurice Carver lo entrenó, pero no me pareció que estuviera en buena forma, no es que fuera muy relevante, ya que ni en sus mejores días lo podría haber azotado. No puedes permitir esa clase de ventaja de peso en perros que son tan parejos. Después vendí a Bullyson a Red Walling, el me permitió manejarlo. Estaba abierto al mundo en su peso. Incluso reté a su hermano de camada Eli Jr., pero el nunca debió ser enfrentado a Benny Bob”

En este momento sentí que sería apropiado cambiar de tema, y preguntarle sobre su perro de stud "Bert", de donde lo obtuvo, etc... Me dijo que el perro tenía unos 5 años y que lo había obtenido de Dennis Meier, quien lo había comprado a la esposa de Don. Ella le dio el perro a Dennis, ya que el había ayudado a Don a trabajar al perro en su primer combate, y realmente había tomado cariño y no podía cuidarlo después de la trágica muerte de Don. Bobby también declaró que el perro no está abierto para servicio a terceros, solo será cruzado con sus perras. “Hace un tiempo atrás tenía un perro llamado Bowser, le había ganado a un 2xw en más o menos una hora. Bowser era un gran perro”, Bobby continuó; “pero tenía un problema; no se lo podía trabajar en el treadmill, afortunadamente lo podías soltar en un lago y seguía allí hasta que no podía caminar más. Vendí a Bowser a un amigo llamado Shankbone, luego llegó Bert y azotó a Bowser en un poco menos de 2 horas; No lo podía creer. Lo siguiente que escuché fue que mi buen amigo Danny Burton y su amigo Tony habían visto perder a Bert con un perro de ellos 2xw. Después de esto empecé a chequear y llamé a alguien de Oklahoma porque sabía que Dennis había estado viviendo fuera del país, por esta razón todavía no tenía línea telefónica, así que le pagué a este hombre $50 para que me llevara a este pequeño pueblo donde Dennis vivía. Nos encontramos en un lugar llamado Bowie en Texas. Cuando trajo al perro al motel, el me recordó a un gran guerrero, exhibiendo un montón de heridas, era prácticamente un 90% de heridas. Me llevé el perro a casa, para ese momento pesaba solo unos 20.5 Kg., el mismo peso en el que había peleado. Lo que realmente me convenció de comprar a Bert fue que mientras charlaba con Dennis, el me contó como lo entrenó, y me reveló que solo lo trabajaba 16 Km. Por día detrás de un camión y eso me demostró que la última la ganó solo con corazón. En otras palabras para ganarle deberías matar a cada pelo de su cuerpo. También trajo un pedigree de seis generaciones, lo observé, y casi todos los perros que aparecían en el ped lo habían visto en los últimos treinta años. Te digo que estaba muy contento de poder haber comprado a este perro. Después de haber perdido a mi perro de stud Robert por cáncer a los 13 años, comencé la búsqueda. Estaba buscando un super perro de stud, pero un outcross que encaje con mi sangre Bullyson.


Hall’s Ch Bert Hall’s Robert ROM


Había estado buscando este perro por mucho tiempo, y este era como un sueño. Un perfecto stud. El es el único perro que ganó tres al hilo en un año, con un total de seis horas de combate.”

Justo en este momento aparece en escena Rudy. Estaba ocupado con un macho llamado Catfish. Este pequeño perro pertenecía a Bobby, quien lo había comprado hacía un par de semanas, y ahora lo estaban entrenando para ponerlo en mejor forma. Al verlo a Rudy me vino a la memoria lo que Bobby me había contado hacía un rato sobre el joven que lo había venido a visitar en busca de conocimiento sobre el entrenamiento. Bobby se refería a él como un estudiante, al igual que el cuando fue a visitar a Maurice Carver. Decidí preguntarle sobre sus sentimientos sobre los perreros modernos de los últimos 20, 30 años. El me respondió: “El estudiante que esta haciendo su trabajo hoy en día, es el hombre del mañana. Toma un montón de esfuerzo y tiempo en trabajar con alguien, como yo no pierdo mi tiempo, porque mucha gente es reacia a aprender, algunas veces es irreal lo cuanto que trabajan duro y de esto se trata todo. Viene a visitarme gente de Inglaterra, Holanda, Tokio, la mayoría de ellos jóvenes, de menos de 30 años. Tengo mucho respeto por ellos, porque ellos no renuncian, no abandonan, como un buen perro, trabajan con fe a sus perros, y son grandes estudiantes. Me recuerdan a mi hace unos 30 años, cuando el viejo perrero, no te contaba mucho sobre como masajear al perro, mucho menos el como obtener un buen perro. Por supuesto ellos están mejorando sus perros todo el tiempo. He vendido a Swamper a Allen Snaky de Inglaterra, y le está yendo muy bien con este perro, todos quieren cruzar a sus perras con él. He ganado 4 con Swamper; a Jo Jo, el fue uno de los más famosos de los que venció.

También vendí a Jailhouse a Inglaterra a un Señor llamado David Hill. Cuando la envié, ella estaba preñada de Bert, tuvo 9 cachorros en cuarentena. Luego vendí a una muy buena perra llamada Shorty, esta vez al señor Meter O’Donnell, también tuvo 9 cachorros. Realmente pienso que especialmente en los últimos 10 años esta habiendo un montón de perreros más serios. Ellos han comprado de lo mejor de mis perros, y si observan lo que están haciendo, irán mejorando, consiguiendo mejores perros de los que tuvieron.

“¿Cree que la gente de Europa es capaz de competir en el mismo nivel de entrenamiento y calidad de perros?” “Están progresando, han mejorado muchísimo en estos últimos 10 años. Quizás estén en falta con la cantidad de buenos perros con respecto a nosotros, pero los están consiguiendo, y están aprendiendo mucho sobre entrenamiento. Dales otros 5 años más... ¡y ten cuidado de ellos!”

“¿Y con la gente de Taiwan?” Esperaba la misma respuesta, pero para mi sorpresa, Bobby se golpeó la cabeza y dijo “La verdad que no. Su entrenamiento no esta en los estándares, no tienen los perros para competir con nosotros, y los buenos perros que tienen provienen de USA. Con la gente de Europa es otra historia.” Rudy nos dejó otra vez, y Jeannette entró de nuevo a la casa a responder una llamada telefónica. La conversación estaba más que entretenida, y uno de los últimos ítems que me quedaban en mi lista de temas era el entrenamiento. En ese momento llegó un amigo de Bobby, Jerry Stine de Austin, llegó con una taza de café en su mano y tomó asiento en la mesa. Todavía era temprano en la mañana, pero una rápida ojeada a mi reloj me decía que estaba cerca la hora de partir al aeropuerto. Para no perder más tiempo del necesario, tiré mi próxima pregunta: “¿Cuál fue su relación con Maurice Carver?” Bobby respondió: “Fue una persona unica y muy interesante, la más interesante que haya conocido. No habrá otras personas del tipo de Maurice, las que hay son pocas, unos de ellos era Frank Fitzwater y Ralph Greenwood. Ralph falleció recientemente, me golpeó duro, porque éramos de edades similares, y era un verdadero amigo, conocíamos a las mismas personas desde hace más de 30 años, es una de esas personas que no puedes reemplazar, gente que cuando parte duele mucho”. Me miró por unos segundos sin decir una palabra, su sonrisa desapareció, pero sus ojos seguían apuntando en mi dirección. Sentí como si una ola de tristeza me atravesara. Fue la misma sensación que sentí cuando unas semanas atrás acompañé a mi amigo Bobby Smith a San Antonio, a la tierra de Maurice Carver. La casa en la que vivía esta destruida, pero todavía había algunas cosas que recordaban a Maurice. Luego, en una conversación telefónica, Bobby me decía que Maurice estaba vivo, que siempre será recordado por la gran personalidad que tenía.

Llegué a mis últimas preguntas sobre entrenamiento: “Sr. Hall, ¿me puede decir si utiliza esteroides en sus perros, y como los alimenta y trabaja?” Al instante respondió: “Cualquiera necesita al menos 90 días, y si estamos hablando de un principiante, tenemos que hablar de 5 meses, porque seguramente cometerá muchos errores. Comienzo quizás con unos 5 minutos en la Jenny, luego 10 de enfriado, y volvemos a la Jenny, haciendo esto por unos 30 minutos de calidad, lo cual no es nada par un perro. Entonces en el segundo mes, paso a lo que llamo 8 horas el día. Esto significa un montón de trabajo de caminatas y etc… no quiere decir que tu perro deba estar todo el día en la Jenny o en la Tread, pero pasaras todo el día trabajando a tu perro en caminatas, Jenny, y masajeo. Uso ambas, Jenny y Treadmill, prefiero la Jenny en 2 a 1 sobre la Treadmill. Una de las cosas que hago es cambiarlos de una a la otra, de la Jenny a la Tread, al pasar un tiempo siempre en lo mismo, el perro se aburre, por eso al cambiarlos, es como si tuvieran un juguete nuevo. Los alimento una vez por día, para mi al alimentarlos dos veces es una perdida de tiempo. La comida por supuesto, es muy importante. Para los principiantes, les recomiendo algo de Science Diet, o A&F, me gustan mucho ambas porque le agregan mucho fluido en el perro, lo cual necesitan mucho. Me gusta alimentarlos con una buena rodaja de carne cruda, también con un montón de caldo de pollo. Lo cocino con ajo real, lo cual ayuda a mantener los fluidos en el perro, cosa que necesitará desesperadamente para no deshidratarse. De esta forma tendrás a un perro fuerte. Con el tema de los esteroides, no puedo decirte mis secretos, porque esas son las claves de la victoria. Solo lo comparto con los estudiantes que yo considero que son perreros serios. Siempre que uses la palabra esteroides, la gente tiende a exagerar todo. Lo único que creo es que proporcionan un poco de ayuda al perro, y sin embargo no utilizo esteroides en todo el keep. También, debes recordar que los esteroides disminuyen la resistencia a las infecciones, y no podrán combatir nada si se enferman. Realmente debes saber como utilizarlos, no es algo con lo cual se pueda jugar... “¿Puede ser un poco más especifico sobre que tipo de esteroides utiliza?” “No, no puedo porque hay gente que pagaría una fortuna solo por saber cuales utilizo”.

Jerry Stine fue por una segunda tazaz de cafe. Solo tenía una hora hasta que mi avión despegara, y sabía que me tomaría al menos 45 minutos para llegar al aeropuerto. Bobby me aseguró que no había razón para preocuparse, el me llevaría al aeropuerto en tiempo. Miré las notas que había escrito en un trozo de papel, a seguir le pregunté a Bobby, quien estaba esperando por la próxima pregunta, sobre el uso especifico de vitaminas especiales o hormonas llamadas Azium, y si el no creía que un perro con un montón de fluidos en su cuerpo no podría calentarse más rápido que uno con menos fluidos. El prosiguió a contestarme la última pregunta primero. “El definitivamente se calentará más rápido si no lo tuviste las horas necesarias trabajando por día, las 8 horas que te mencioné anteriormente, 7 días a la semana. Si el se acostumbra a su cuerpo a esa de trabajo, el día de la competencia lo podrá hacer bien. Entonces debes “cargarlo” con suficiente combustible para que aguante por mucho tiempo. Es como un auto de carrera, cuando se le acaba el combustible se para, pasa lo mismo con cualquier animal, caballo, perro, lo que sea. Las vitaminas son algo en lo que realmente creo, pero, otra vez, hay que saber como administrarlas, es un arte. Lleva años de experiencia de aprender cuanto dar y como dar, porque si suministras mucho de cualquier cosa, pueden volverse en contra. Las vitaminas son muy, muy, importantes, son tan importantes como el trabajo que le hagas hacer al perro. Sobre la utilización del Azium, no se lo recomiendo al principiante… bueno, el principiante no sabe donde colocar el azium, esa es la parte triste del asunto, es una droga de la cuál no tienen conocimiento. No obstante, no quisiera sugerirle nada al principiante, porque harán más daño que bien, otra vez… para utilizar estas cosas, y que funcionen, hay que saber cuando, como y cuanto, no es algo que se da y por arte de magia funciona”.

Comparto su última respuesta, pero no dejo de pensar si esta clase de respuesta ayuda realmente al principiante, al que esta intentando aprender. Decidí ir a preguntar a un farmacéutico lo más rápido que pueda para tener otras opiniones.

No me quedaban más de 50 minutos para llegar al aeropuerto cuando le tiré la última a Bobby. Estábamos solos, acompañados solo por la dormilona Ms. Boobs, no había ningún ruido que interfiriera esta hermosa mañana de domingo en Texas, Houston. “Sr. Hall, la ultima pregunta: ¿Quien es su mejor amigo?” Otra vez, el me miró directo a los ojos, su cara sonreía y sin ninguna vacilación, me respondió con un tono de voz que rozaba el amor... “Jeannette”.

El viaje al aeropuerto fue rápido, y llegue solo unos segundos antes que el aeroplano cerrar las puertas, me senté en mi asiento, tratado de recuperar el aliento después de la corrida que hubiera puesto celoso a A.J. Foyt. Por lo alto del mundo, yendo sin esfuerzo de una nube a la otra, pensaba en lo que me había dicho Bobby Hall, y lo que había aprendido en la entrevista. Pensé en lo que me había dicho una vez en su auto… “Si quieres ser exitoso, te tomará mucho trabajo y dedicación… no hay otra forma de lograrlo”.

Bobby Hall, un hombre que se ha motivado claramente en una dirección de ser y eventualmente convertirse… un perrero de primera clase, su recompensa a su arduo trabajo.

 
 

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

 

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player